domingo, 19 de marzo de 2017

Argentina Filme: CITOYEN D'HONNEUR (comédie) // CIUDADANO ILUSTRE (comedia)

COMMENTAIRE SUR LE FILM (français)

Ce magnifique film argentin, multiprimé, servi par un scénario intelligent et tiré au cordeau, brillamment réalisé et interprété, nous transporte à Salas, une petite ville perdue au milieu de la Pampa.

A l'instar du Macondo, village mythique dans Cent Ans de Solitude, roman magistral de Garcia Marquez (prix Nobel de littérature colombien), les frères Duprat et Mariano Cohn à la plume et mise en scène, nous sidèrent avec l'histoire Kafkaïenne d'un écrivain argentin nobélisé, qui après quarante ans d'exil, retourne à Salas son intrigante ville natale, source d'inspiration de son oeuvre.

Dès lors, fiction et réalité s'entrelacent comme jamais, du début à la fin de ce long métrage émaillé de suspense, où les passions, jalousies, rancœurs et violence seront exhumés à l'arrivée de cet enfant du pays qui a réussi en s'expatriant.

Tantôt traité en héros ou messie, l'artiste fantasmé deviendra vite le bouc émissaire de toutes les frustrations de ses compatriotes.

Mais au fond, Salas n'existe-t-elle vraiment pas dans la réalité ? Daniel Mantovani, le romancier dans le film, est-il réellement un personnage fictionnel ?

Il faudra attendre les dernières minutes de l'histoire pour le savoir...

A voir sans faute !

AUTEUR DU COMMENTAIRE: Thomas Namer



Buena parte de mi vida laboral-profesional la dediqué a la educación, pero hoy día me intereso particularmente en la fotografía artística y en el cine.

AUTOR DEL COMENTARIO: Thomas Namer


Buena parte de mi vida laboral-profesional la dediqué a la educación, pero hoy día me intereso particularmente en la fotografía artística y en el cine.

domingo, 12 de marzo de 2017

La desaparición de los dinosaurios ha sido la más espectacular, pero de ningún modo, la única gran extinción de especies : Ahora queda bien claro que las explosiones de estrellas supernovas, han incidido en dichos eventos catastróficos // Ilustran el texto tomas fotográficas de estos extraños y espeluznantes fenómenos astronómicos


¿Qué es una Supernova ?

En términos entendibles, la Supernova es una explosión fulgurante de una estrella de grandes dimensiones al acercarse el fin de su ciclo vital.

La estrella estalla, los gases se expanden en todas direcciones a velocidades del orden de 10.000 kilómetros por segundo,mientras que el núcleo estelar colapsa para formar o bien una estrella neutrónica (o púlsar) o si es mayor aún, se convierte en un agujero negro. 

Las supernovas son 10.000 veces más raras que las  novas. Se ha calculado que en promedio, en la Vía Láctea, o sea nuestra Galaxia, aparece una cada 300 años. La última visible fue la observada por Képler en 1604. También se observan frecuentemente, supernovas en otras galaxias.

HIPÓTESIS SOBRE EXPLOSIÓN DE ESTRELLA SUPERNOVA, COMO CAUSA DE EXTINCIONES BIOLÓGICAS


En el año 1054, los astrónomos chinos apreciaron en el firmamento el nacimiento de una "nueva estrella". La llamaron la "estrella huésped" que creían visitaba a los habitantes del "Celeste Imperio". Por supuesto, no era tal, la estrella siempre había estado allí, pero la distancia que la separaba de la Tierra era tanta, que su luminosidad era muy débil, por lo que resultaba invisible a las miradas a simple vista.

Estrella "huésped" considerada como la "estrella visitante" por los habitantes del "Celeste Imperio Chino" en 1054

Lo que sucedió fue que de pronto, esa estrella se convirtió en una supernova: el astro estalló con una violencia inusitada e incontenible. Y la energía liberada en muy poco tiempo, fue así similar a la emitida por el Sol durante millones de años.


Tycho Brahe, notable astrónomo y matemático imperial, último observador de la era pretelescópica. Fue un observador comparable a Hiparco, y preparó un formidable catálogo de estrellas Impresionado por las objeciones que se le hacían al sistema copernicano, ideó uno similar al de Ptolomeo, pero más sencillo: era un sistema híbrido donde la Tierra era el centro de giro del Sol, pero ródos los demás astros, planetas y cometas, giraban alrededor del astro solar.

Imagen actual en rayos X de la Supernova estudiada en 1572 por el gran astrónomo danés Tycho Brahe

Un fenómeno similar se dio en 1572, observada por el famoso astrónomo Tycho Brahe, (en la constelación de Casiopea) y a la que la denominó la "Stella nova" y en 1604 en Ofiuco,observada ésta por el notable Juan Képler.

Johannes Kepler, descubridor de las leyes de oro de la astronomía. Fue otro de los secuaces del copernicanismo. Nacido en Alemania, se le considera el Legislador de la Astronomía. Su obra es grandiosa: su descubrimiento capital radica en sus tres famosas leyes del movimiento elíptico y variable, con las cuales completó la regeneración del régimen celeste iniciada por Copérnico. También sufrió la persecusión y el ostracismo, a causa de la oposición general a las ideas copernicanas, y a pesar de la relativa libertad de pensamiento que concedía el protestantismo alemán. Murió pobre, torturado física y moralmente, perseguido por sus enemigos, y a la hora de la muerte, no pudiendo hablar, mostró su cabeza y señaló el Cielo. Sobre su tumba en Ratisbona, se grabó el hexámetro latino: "Yo medí los cielos, ahora mido las sombras de la Tierra".

Supernova de 1604: imagen telescópica actual de la "Estrella de Kepler"

Todavía hoy,en la constelación del Toro, se pueden apreciar al telescopio, los tenues restos de la materia proyectada,que constituyen los residuos de la gran explosión de 1054.

En 1962 un profesor de paleontología de la universidad alemana de Tubingia, llamado Otto Schindewolf, tras haber investigado detenidamente una zona ubicada en la Cordillera Salada del Pakistán, donde se pueden estudiar con gran detalle los registros fósiles existentes en la transición del Pérmico al Triásico,publicó un artículo titulado "¿Neokatastrophismus?" en el que especulaba precisamente con la idea de que la gran extinción hubiera sido provocada por el estallido de una supernova cercana a nuestro mundo.


Otto Schindewolf

Los científicos han calculado que si un fenómeno tal sucediera a una distancia inferior a 100 años luz, durante unos días, los niveles de radiación en nuestro planeta, aumentarían diez millones de veces.

La radiactividad pasaría de los 0,03 roentgens/año, que recibimos normalmente,a más de 3.000 roentgens/año, lo cual conduce directamente a una catástrofe global.

Otros científicos como el famoso Dale Rusell,así como reputados paleontólogos, se han sumado también a la "hipótesis de la supernova", dado que este planteamiento está muy bien expuesto  y parece bastante consistente.

Dale Russell, reconocido geólogo y paleontólogo, firme sostenedor de las supernovas como causa de la desaparición de especies en la Tierra.

En primer lugar, cabe suponer que los gigantescos dinosaurios, a los cuales su tamaño les imposibilitaba refugiarse en  cuevas u otro tipo de abrigos, recibieran de lleno el impacto de la mortal radiación cósmica.

 Igual suerte habrían corrido los Pterodáctilos (los famosos reptiles alados) y los grandes lagartos marinos, que al llegar a la superficie para respirar, habrían recibido del espacio, la mortal radiación .

Lo mismo es perfectamente aplicable, a las mortíferas "Aves del Terror", que a principios de la Era Cenozoica (o Terciaria) sucedieron a aquellos en el dominio del mundo. 

También la letal radiación estelar, explicaría la desaparición de los grandes mamíferos (tanto carniceros como vegetarianos) que se extinguieron al comienzo del Cuaternario, o  Era Antropozoica

Los seres acuáticos,que viven a más de 60 metros de profundidad habrían estado protegidos, ya que el agua constituye una eficaz barrera contra la radiación. 
Pero en el caso de tener que llegar a la superficie, quedarían igualmente expuestos a la mortal radiación,  procedente de la estrella supernova que correspondiera al período geológico en que le hubiera tocado vivir

De hecho existen claras evidencias, tanto astronómicas,como geológicas y paleontológicas, de que se han producido en diferentes períodos y eras, fenómenos cósmicos de este tipo,que han cambiado el curso de la vida y el desarrollo de las especies. 




La explosión de una estrella Supernova, fue posiblemente la causa de la desaparición en nuestro planeta de cientos de especies animales, incluídos los famosos y míticos dinosaurios, hace unos 65 millones de años, según lo planteado por tres investigadores estadounidenses.

Una explosión de este tipo, y los fenómenos fotoquímicos y climáticos consecutivos, pudieron ser fatales para muchas formas de vida en nuestro mundo.


A esta conclusión llegaron, luego de profundos estudios, los profesores George C Reid y John R McAfees, de la "Agencia Estadounidense para el Océano y la Atmósfera" (en inglés "National Oceanic and Atmospheric Administration" -NOAA-), así como el famoso Paul Jozef Crutzen, del "Centro Nacional de la Investigación Atmosférica" (en inglés "National Center for Atmospheric Research" -NCAR-), al terminar los trabajos efectuados con un modelo matemático de la química de la Estratósfera.


En la historia de la vida en nuestro mundo, estos investigadores tan prestigiosos, destacan las súbitas y amplísimas desapariciones de seres terrestres y marinos.

Tan sólo cambios climáticos y atmosféricos considerables, causado por un brusco e inesperado aumento de las radiaciones, podrían ser la causa de tales devastaciones.

Estas radiaciones crean óxidos de nitrógeno en la "alta atmósfera", los que acaban por deteriorar gravemente la capa de Ozono.

Este fenómeno puede producirse cíclicamente, cada 65 millones de años, y en el caso de la Tierra, está contundentemente probado que nuestro planeta estuvo expuesto a importantes radiaciones cósmicas, entre cien y mil veces más intensas que las normales.

Por lo tanto y en tales condiciones, la capa de Ozono atmosférico puede disminuír en un 80%, y los óxidos de nitrógeno entonces aumentar 130 veces, con lo cual se llega, luego de un proceso fotoquímico complicado, a una disminución de unos tres grados en la temperatura media del Globo.

Los cambios de temperatura, influyen siempre y de manera notoria, en el porcentaje de vapor de agua contenido en la atmósfera, y en el caso expuesto, las computadoras probaron que desapareció el 20% de ese vapor.

Consecuentemente, se producen entonces graves sequías, que ocasionan la muerte de una parte importante de la vida vegetal, con sus correspondientes consecuencias sobre la vida animal.


Perfil temporal de las grandes extinciones



Conclusiones del gran astrónomo español Miguel Gilarte Fernández, presidente de la 'Asociación Astronómica de España' y director del 'Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata'

Los últimos estudios realizados con telescopios terrestres y espaciales confirman que el Sistema Solar está envuelto en una gigantesca nube de residuos de supernovas que fueron visibles de forma notable en tiempos del Australopiteco. De hecho, esta burbuja, denominada Sco-Cen o Burbuja Local, tiene unas dimensiones de 300 años luz. Las supernovas fueron frecuentes en aquella época.

En restos fósiles encontrados en el fondo marino, se han localizado isótopos de Fe60, cuya formación no es terrestre, sino procedente de explosiones supernovas. Tengamos en cuenta que el hierro se forma en el interior de las estrellas momentos antes de estallar y es liberado al espacio para formar una nueva generación de estrellas y planetas. Ello es una prueba evidente de que las explosiones de supernovas penetran la atmósfera terrestre y llegan a la Tierra en mayor o menor medida, dependiendo de la distancia a la que éstas estallan. De hecho, algunos investigadores estiman que alguna de estas explosiones pudo haber provocado grandes extinciones de vida sobre la Tierra.

Hay pruebas suficientes para pensar que el Sistema Solar se formó gracias a una explosión supernova, cuya onda expansiva comprimió el gas y el polvo existente en el espacio, mezclándose con los restos de la supernova para formar el Sol y los planetas, según investigaciones y simulaciones hechas desde el Instituto Carnegie.

No obstante, aún se duda de a qué distancia debería estar una supernova para dañar nuestro planeta. Algunos investigares dudan entre una distancia de pocas decenas de años luz o pocos centenares de ellos. Si fuera el primer caso, podríamos estar tranquilos, ya que no existen estrellas candidatas a supernovas a decenas de años luz.

Si las supernovas afectaran a la Tierra a pocos cientos de años luz, tendríamos que estar más intranquilos porque existen algunas estrellas supergigantes a estas distancias que se encuentran en la fase final de su vida y que en cualquier momento podrían estallar.

Mensaje final, agradecimientos y cierre:

Carlos Alberto Brunetto mucho agradece a los cibernautas que han tenido la deferencia de entrar a esta página digital, pues los contenidos que varios articulistas pacientemente publicamos en el blog "Misterios de nuestro mundo y del universo", tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación científico-cultural, pues sin duda ello contribuye a formar personas mejor informadas y con más competencias y habilidades personales.

Mucho se agradece también la invaluable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, que como en otras oportunidades han contribuido con su tiempo y con su conocimiento técnico, para la mejor ilustración del texto que aquí se presenta.

Un importante esfuerzo en este sitio digital, todos los articulistas del weblog estamos haciendo, para presentar opiniones, conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de allí exponer los distintos conceptos e ideas, con el mayor rigor posible, aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión. Así, todos nosotros aspiramos a que quienes se interesen por estos temas, puedan abordar estos asuntos y comprenderlos, sin necesidad de tener una formación previa especial.

Asimismo, y en lo que en especial me concierne, trato que los artículos digitales que genero, vayan muy particularmente dirigidos a estudiantes de secundaria de Uruguay y en general del mundo hispano. Soy uruguayo y profesor en temas tales como astronomía, historia del arte, y cuestiones vinculadas a la paleontología y a especies extintas y al porvenir de nuestra propia especie, y en mi país es muy notorio que la educación secundaria tiene un nivel de deserción demasiado importante como para no poder decir que allí no hay problemas de algún tipo, ya sea en las metodologías de enseñanza que se aplican, ya sea en la estructuración general de la currícula de estudios, ya sea en problemáticos contextos socio-familiares de niños y jóvenes que deben formarse como trabajadores y como ciudadanos, pero que no siempre pueden hacerlo en adecuados contextos familiares, etc.

Y es así como en el dictado de los cursos curriculares y extracurriculares que están a mi cargo, intento dar lo mejor de mí a los alumnos. Pero además, con cierta regularidad publico artículos de divulgación tanto en este blog como en la prensa escrita de Uruguay, material que puede ser usado por todo aquél que tenga interés en las temáticas que allí se tratan, y buena parte de dicho material, lo genero pensando en mis propios alumnos de la enseñanza secundaria, y sin perjuicio que esos contenidos también puedan tener un interés más general.

Hubo una época en la que la enseñanza era más informativa que formativa, y en la que los alumnos esencialmente basaban su instrucción en lo que transmitía el maestro y en lo que leían en los libros de texto que se les recomendaban. Hoy día, en pleno siglo XXI y con un asombroso y espectacular auge de lo que podemos llamar era digital, los alumnos muchas veces buscan información por su cuenta en el ciberespacio y en otras fuentes, y por fuera de lo que expresan y recomiendan sus profesores, y por su parte los profesores están cambiando sus roles, dejando en parte de ser generadores y transmisores de conocimientos, para pasar a ser facilitadores y orientadores de los procesos de capacitación y de desarrollo intelectual y psicomotor de sus alumnos

Asimismo, y continuando con la información de mis actividades orientadas a la divulgación cultural, debo decir que también tengo una presencia bastante regular en programas radiales y televisivos de Uruguay, tanto en los informativos de noticias, como en programas tales como "Visión nocturna" (Radio Uruguay),  "La noche abierta" (Radio Uruguay), "Frade con permiso" (Radio Oriental), etc.

El artículo aquí presentado en esta entrada del blog, nos alerta y previene de modo general, sobre los peligros para nuestra civilización que nos pueden venir del espacio exterior. Dichos peligros pueden tener su origen en el espacio cercano, ya sea porque algún cuerpo impacte a nuestro planeta, o ya sea porque pase tan cerca que de alguna forma nos afecte en forma importante. Pero el propio Sol también nos puede dañar, si sufre un cambio de cierta magnitud en las radiaciones que emite. Y el peligro también puede venir de más lejos, por ejemplo a través del estallido de una supernova de la Vía Láctea.

Sabemos que cada tanto se han producido enormes extinciones de especies, y sobre ello ha versado el presente artículo, y las hipótesis que intentan explicar estos grandes cataclismos biológicos han sido muy variadas, en algunos casos atribuyendo las causas más gravitantes en nuestro propio mundo, por una inusual e importante actividad volcánica, y/o por un cambio climático brusco atribuible a variados factores, etc. Un cambio en el eje de rotación de la Tierra también integra la lista de posibles causas culpables, así como el incremento en la actividad solar, y así como la posible existencia de un planeta (o cuerpo de otra naturaleza) de órbita muy elíptica, el que al acercarse al sistema solar interior podría influir sobre nuestro planeta de varias maneras, etc. No muchos estudios han señalado el estallido de una super nova como causa determinante de las extinciones biológicas masivas, aunque trabajos recientes apuntan con real fundamento a esta posibilidad, y a esto hemos dedicado buena parte del presente texto.

Sea como sea esta cuestión, es indudable que la supervivencia de nuestra especie sobre el planeta Tierra posiblemente es más frágil de lo que podíamos haber supuesto en el pasado, y ello nos debe hacer pensar con más modestia y realismo. Con mucha soberbia pensamos en algún momento que el mundo donde habitamos era el centro del universo, y luego pudo descubrirse que eso no era así. También con mucha soberbia pensamos que nuestra especie humana estaba en la cúspide, y que el propio Dios nos había hecho a su imagen y semejanza, y hoy día estas ideas están en revisión permanente.

Un consejo muy elemental de quien escribe estas líneas, puede pues resumirse de la siguiente forma: "Seamos más modestos. Seamos menos soberbios. Seamos más realistas. Seamos más solidarios y cooperativos con otros miembros de nuestra especie, que tal vez así nuestra civilización avanzará más rápido y mejor, y que tal vez así podremos enfrentar con más idoneidad los desafíos que nos depara nuestro propio mundo y el universo."

A la espera que el contenido general de esta página digital haya sido de utilidad, agrado, e interés para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Galería de imágenes : Supernovas